Humedales, ecosistemas que requieren nuestra atención

Un importante papel desempeñan los humedales como parte de la vida humana, fundamentalmente desde las aristas ecológica y económica.

Por ejemplo, evitan el fenómeno de la erosión en las costas, favorecen la asimilación del dióxido de carbono, amortiguan los efectos de diferentes fenómenos meteorológicos y acogen numerosas especies de la flora y la fauna, algunas de ellas amenazadas de peligro de extinción.

Además, mejoran la calidad de las aguas, controlan las inundaciones al estabilizar la franja costera, y protegen los bosques de mangles.

Por tanto, son esenciales para las personas y requieren nuestra atención para conservarlos y que se mantengan como soporte de la diversidad biológica.

Cada 2 de febrero se celebra el Día Mundial de los Humedales pues en esa fecha, de 1971, se firmó la Convención sobre los Humedales o Convención de Ramsar, en la ciudad iraní de igual nombre, a orillas del Mar Caspio.

El documento establece acciones de cooperación encaminadas a la conservación y uso de los humedales y los recursos naturales que se desarrollan en ellos.

Desde entonces, se le reconoce su valor como fuentes de agua y criaderos naturales de peces, reptiles, anfibios y aves; además de su rol en la disminución de los efectos negativos del cambio climático.

En todo el mundo existen más de mil humedales y de los de Cuba, los más importantes son la Ciénaga de Zapata, con una extensión de 452 mil hectáreas, y el de Biramas, que se encuentra localizado a lo largo de la costa sur de las provincias de Las Tunas y Granma, exactamente en el delta del río Cauto, el cual posee su entorno casi virgen, pues no se reportan afectaciones provocadas por el hombre.

También, Buenavista, en las provincias de Villa Clara y Sancti Spíritus; la Ciénaga de Lanier, al sur de la Isla de la Juventud y el Gran Humedal del Norte de Ciego de Ávila.

En su totalidad, los humedales del archipiélago cubano abarcan una superficie de aproximadamente 10 mil 410 kilómetros cuadrados, incluyendo pantanos y áreas cenagosas, lo que representa el 15 por ciento de la superficie del país.

Específicamente en la provincia de Las Tunas, que forma parte del humedal de Biramas, se encuentra el Refugio de Fauna Monte Cabaniguán-Ojo de Agua, un área en la que crecen valiosas especies de la flora y la fauna, especialmente la mayor población del cocodrilo Acutus americano de todo el continente.

En Las Tunas, Cuba y el mundo, se hace necesaria la protección de esos sitios, cuyas riquezas son, sin dudas, beneficios seguros para el hombre y el medio ambiente.

Artículos relacionados

En Las Tunas atentos ante averías en unidades generadoras de electricidad

Leydiana Leyva Romero

La ONURE en Las Tunas despliega acciones en función de la eficiencia energética

Leydiana Leyva Romero

Avanzan en Las Tunas acciones conjuntas entre sectores estatal y no estatal con vistas a la exportación

Edelmis Cruz Rodríguez

Escribir Comentario