Mejora en Las Tunas atención a pacientes con dificultades auditivas

Mejora en Las Tunas atención a pacientes con dificultades auditivas
La atención a los pacientes con problemas audiológicos es elemental para elevar su calidad de vida. (Foto de la autora)

Las Tunas.- Desde inicios de año los pacientes con problemas audiológicos de Las Tunas tienen un nuevo centro para recibir la atención integral, aunque poco a poco incorpora servicios para que los afectados encuentren dentro de la instalación, ayuda y solución a sus situaciones.

Jorge Luis Hernández Vecino, el otorrino-audiólogo que ofrece la consulta especializada, explicó que el nuevo centro es una prolongación del Hospital Provincial Ernesto Guevara de Las Tunas, donde valorarán pacientes remitidos por las consultas de otorrinolaringología y con hipoacusias neurosensoriales.

Hernández Vecino precisó que además de la valoración médica especializada y las pruebas auditivas, brindan consulta de logopedia, sobre todo para la rehabilitación de las niñas y niños con implantes cocleares, que en el territorio suman diez, mientras cuatro esperan por el proceder.

Además, el doctor destacó que cuentan con la disponibilidad de equipos para facilitarles a los pacientes la ayuda protésica y así mejorar su audición, tras los estudios médicos.

Aunque el nuevo Centro Audiológico presta varios servicios y realiza diferentes estudios, incorporará otros para perfeccionar la atención a los pacientes como potenciales auditivos, impedanciometrías y audiometría tonal liminal, procederes novedosos y con tecnología desarrollada por el Centro de Neurociencias de La Habana.

El colectivo tunero prevé no solo ofrecer cobertura a toda la provincia, sino a pacientes de cualquier lugar del territorio cubano.

Las Tunas tiene una población muy envejecida y entre las de más alta esperanza de vida en el país, por lo que el otorrino-audiólogo insistió que en esa edad llega la presbiacusia, enfermedad muy sufrida en el territorio.

Estos pacientes adultos mayores que en la casa se sentían aislados por sus problemas auditivos, con la ayuda protésica que les brindamos aquí se pueden incorporar mejor a la sociedad, destaca el especialista.  

María Cristina Benítez González tiene 82 años y desde hace diez años usa prótesis auditiva, pero estuvo antes cerca de cinco que apenas escuchaba.

Este centro es lo mejor que han hecho, dice la paciente, y añade que la atención tiene calidad, mientras sugiere tratarse a tiempo, sobre todo a las personas de la tercera edad.

«Yo estoy en un círculo de abuelos; doy mis clases y escucho lo que me dicen gracias al aparatico y a la atención audiológica especializada».

Un oficio, una pasión…

Mejora en Las Tunas atención a pacientes con dificultades auditivas
Yanela Vázquez Pérez, técnica en Electromedicina, junto a María Cristina Benítez González, paciente de 82 años. (Foto de la autora)

Yanela Vázquez Pérez es técnica en Electromedicina y su función es reparar las prótesis auditivas, pero estos 15 años en la actividad de audiología, le han permitido descubrir su vocación para hacer sentir a gusto a quienes necesitan tanta compresión y amor.

Trato de trabajar con la sensibilidad que requiere esta labor, porque son pacientes con características especiales y diferentes a los pacientes oyentes, confiesa Yanela, y puntualiza que de las tres discapacidades, la auditiva, para ella es la más compleja, porque es la que no se ve.

«Los pacientes sordos muchas veces se sienten limitados, pues apenas pueden conversar, no quieren salir solos a la calle o tienen miedo de entablar un diálogo y que los rechacen, porque son sordos. Pero eso a mí me hace atenderlos con más amor, y mucha paciencia.

«Les hablamos de frente, despacio, pausado, para que ellos puedan comprender. Escuchamos sus historias, porque quieren desahogarse, cuando uno los trata bien.

«Yo aprendí su lenguaje para poder comunicarme con ellos y me sensibilizan sobremanera, porque muchas veces vienen solos; entonces los trato como si fueran niños.

«Hay historias que me han impactado mucho, como pacientes que viven en lugares apartados y solos, y le tienen que tirar piedras para que escuchen cuando le tocan a la puerta; accidentes que han tenido al cruzar la calle, porque no escuchan el pito de los carros o que la familia los ha apartado.

«Siempre trato que no solo sea arreglar el equipo y ya, sino en ese momento de la reparación dialogamos, interactuamos… Muchos me visitan a la casa; van porque tienen dudas con los equipos. A veces estoy en los quehaceres, porque tengo dos niños, y llaman a pedirme ayuda, pero la verdad, no me molesta asistirlos».

Yanela tiene 35 años y asegura que se siente muy realizada con su trabajo y confiesa que cuando se lleva años trabajando con esos pacientes se siente la necesidad de darles todo lo que ellos se merecen.

«Yo siento que es como una misión que me encomendaron, y le cogí amor al trabajo y a los pacientes. Es tan lindo cuando le pones la prótesis auditiva la alegría que reflejan en su rostro. Muchos lloran, porque es como un milagro que los hagas oír de la noche a la mañana. Aparte de hacer tu trabajo, ves que logras en ellos algo más».  

La joven trabajadora enfatiza que cada vez crecen las personas con problemas auditivos en Las Tunas e incluso tuvieron una lista de más de 870 personas esperando por prótesis.

El mundo de un sordo es un poco triste, porque muchos no aceptan que tienen una discapacidad, pero queremos que esta persona no se encierre, sino que busque ayuda, porque la hay, con una prótesis auditiva o un tratamiento, para que puedan sentirse útiles, concluye Yanela.

/YDV/

Comente con nosotros en la página de Facebook y síganos en Twitter y Youtube

Artículos relacionados

Alertan sobre la autoprotección en centros laborales de Las Tunas

Darletis Leyva González

Reporta Programa Materno Infantil desfavorables indicadores en apertura del año

Darletis Leyva González

Avanza obra civil de Laboratorio de Biología Molecular de Las Tunas

Darletis Leyva González

Escribir Comentario